Home News Reseña de ‘Dandelion’: KiKi Layne florece como una cantautora frustrada en una...

Reseña de ‘Dandelion’: KiKi Layne florece como una cantautora frustrada en una película delicada

6
0
Reseña de ‘Dandelion’: KiKi Layne florece como una cantautora frustrada en una película delicada

Cualquiera que haya luchado por convertir su arte —lo que más le apasiona— en una carrera probablemente se sentirá identificado con aspectos de “Diente de león.”

Si bien la figura principal de esta película, en gran medida encantadora y efectiva, es una joven negra que intenta triunfar como cantautora, está inspirada en gran medida en la experiencia de la guionista y directora Nicole Riegel al intentar triunfar como cineasta.

Lo que más le interesa es explorar cómo es ser una artista frustrada. En su declaración como directora, Riegel ofrece: “Quería compartir cómo se siente atravesar mi proceso artístico en un mundo que me dice silenciosamente cada día que mi voz no importa. En un mundo y una industria de adoración a los héroes masculinos: los hombres son mentores. Las mujeres, sus musas. Los hombres con visiones fuertes son autores melancólicos. Las mujeres con visiones fuertes son pesadillas obstinadas. Los hombres toman guitarras y cámaras de cine. Las mujeres inspiran y son filmadas”.

Mientras que Riegel es de la pequeña Jackson, en el centro-sur de Ohio, y se graduó de Wright State, cerca de Dayton, Dandelion (KiKi Layne) vive en Cincinnati, donde gana unos cuantos dólares tocando tres noches a la semana en el bar de un hotel. Trae consigo una guitarra eléctrica y su contraparte acústica, e interpreta temas originales y versiones como “Hey Jealousy” de Gin Blossoms para un público pequeño y siempre cambiante al que aparentemente no le importa nada. Intenta ocultar lo absolutamente deprimente que es todo, pero sus ojos lo cuentan todo.

KiKi Layne interpreta a Dandelion, una cantautora que vive en Cincinnati y que lucha por salir adelante, en “Dandelion”. (Cortesía de IFC Films)

Sus visitas a las redes sociales aumentan su tristeza, ya que sus colegas músicos han alcanzado mayores niveles de éxito que ella, reuniendo decenas de “me gusta” y “me gusta” a diario. Dandelion ha tenido que sacrificarse para ayudar a cuidar a su madre, Jean (Melanie Nicholls-King), que vive con una enfermedad pulmonar que conlleva altos gastos.

El punto de quiebre de Dandelion llega cuando, al llegar a casa antes de lo esperado, descubre a Jean fumando. La primera se pone en marcha, con la guitarra acústica en dos, en un intento desesperado por ganar una batalla de bandas en una celebración de la semana de la motocicleta en Dakota del Sur, a pesar de haberle dicho previamente a un empleado del bar que el concurso sería para ella solo si quería hacer música sobre beber cerveza en su Silverado.

En el escenario, después de un acto bien recibido, Dandelion valientemente toma el micrófono pero es tratada irrespetuosamente por el público mayoritariamente blanco y masculino. Ya es bastante malo ANTES de que un hombre le robe el estuche de cuero de su guitarra del escenario y se vaya corriendo con él. Ella la persigue, pero sin éxito.

Su aparente caballero blanco, el cantautor escocés Casey (Thomas Doherty), le trae el maletín antes de que ella pueda huir del lugar. Inmediatamente se interesa por ella y, finalmente, la convence de quedarse.

Ella conoce a sus amigos músicos y hace un poco de música con ellos, pareciendo ver posibilidades musicales que nunca antes había tenido.

Dandelion y Casey se van en bicicleta y escriben juntos, convirtiendo casi sin esfuerzo una canción de ella en algo más fuerte como dúo y, más temprano que tarde, entregándose a su atracción mutua. Ella está viva de una manera que nunca la hemos visto: apasionada y creativamente.

Casey de Thomas Doherty y Dandelion de KiKi Layne establecen una conexión en "Diente de león." (Cortesía de IFC Films)
Casey (Thomas Doherty) y Dandelion (KiKi Layne) se conectan en “Dandelion” (Cortesía de IFC Films)

Sin embargo, pronto llegan las peleas obligatorias, que luego se reflejan en la composición de sus canciones. Aparentemente, la plena integración de su dinámica al estilo Fleetwood Mac lleva solo unas horas.

Sería perdonable esperar que “Dandelion” fuera un romance impulsado por la música, al fin y al cabo una especie de actualización de “Once” de 2007. Sin embargo, los momentos de libertad y tranquilidad para Dandelion son pocos y distantes entre sí.

La película, que en la mayoría de los casos es un retrato del dolor, nunca resulta sofocante, gracias a la dirección segura de Riegel, que cuenta con innumerables detalles agradables. (Su debut de 2020, “Holler”, que también presentaba a una mujer joven como personaje principal, fue bien recibido, por lo que lo que vemos aquí en su segundo trabajo no es sorprendente).

Sin embargo, quizás aún más mérito por “Dandelion” le corresponde a Layne, la estrella de “If Beale Street Could Talk” y nativa de Cincinnati, cuyos créditos también incluyen “Native Son” y “The Old Guard”. En sus manos, Dandelion es alternativamente dura y vulnerable, odiosa y amorosa, una mezcla de cualidades identificables que la hacen sentir muy real.

Por otra parte, la actuación de Doherty (“The Invitation”, “Gossip Girl”) es irregular en el papel de Casey, que oscila un poco entre rasgos de personalidad dramáticamente diferentes. Dicho esto, tiene química con Layne, lo cual es fundamental para que la película funcione tan bien como lo hace.

Thomas Doherty interpreta al cantautor escocés Casey en
Thomas Doherty interpreta al cantautor escocés Casey en “Dandelion”. (Cortesía de IFC Films)

Es difícil ponerle fin a una película como “Dandelion”, ya que se busca ofrecer algo más genuino que una sensación de bienestar. Sin entrar en muchos detalles (salvo para decir que los momentos finales pueden hacer que uno tenga ganas de visitar el local de música Ghost Baby de Cincinnati, que tiene un aspecto tan genial), el clímax de “Dandelion” es encantador, pero también parece inmerecido.

También tropieza en otros momentos, pero, en general, es una película que merece ser vista (y escuchada) gracias a todos los talentosos artistas que participaron en su realización.

‘Diente de león’

Dónde: Teatros.

Cuando: 12 de julio.

Calificación: R por sexualidad/desnudez y lenguaje.

Duración: 1 hora, 53 minutos.

Estrellas (de cuatro): 3.

Source link